Comunicación

Noticias

El Ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Mario Etchelecu, y el equipo técnico del Consorcio Nuevo Colón (integrado por Odebrecht Infraestructura y Constructora Urbana, S.A.), presenciaron la certificación del segundo grupo de “Nuevo Colón en Familia”.

Fueron 1,133 familias colonenses las que culminaron con éxito la primera fase de aprendizaje del programa “Nuevo Colón en Familia”, y se suman al primer grupo de las 900 graduadas en agosto de este año.

Este programa de Integración Humana, aportará al desarrollo personal de las familias colonensas, además de fortalecer los valores, la unidad y la convivencia pacífica en cada uno de los integrantes que se preparan para residir en el Proyecto Habitacional Altos de los Lagos.

“Estamos orgullosos de la motivación que ha tenido el colonense en participar del programa, el cual es un requisito primordial para la entrega de la llave de su nuevo apartamento. Nuevo Colón en Familia busca la inclusión social de los colonenses en diversas acciones de cara al mejoramiento de las relaciones familiares” señaló el Ministro de Vivienda Mario Etchelecu.

De la mano del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh), la Secretaría Nacional de Discapacidad (Senadis) y el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), el programa es dictado en turnos diurnos y vespertinos en las oficinas del Inadeh, la Biblioteca Mateo Iturralde y la Iglesia San José.

“Nuevo Colón en Familia es un importante programa social que busca capacitar durante 40 horas a los jefes de hogar, con la finalidad de preservar las instalaciones comunes y privadas del nuevo residencial Altos de Los Lagos; haciendo énfasis en la administración del hogar y el fortalecimiento de los vínculos familiares y comunitarios”, agregó Michelle Gregorie, del Consorcio Nuevo Colón.

Por su parte Anisha Góndola, participante del programa, señaló: “estar junto a este equipo multidisciplinario de profesionales fue una experiencia enriquecedora, aprendimos herramientas claves que nos servirán para fortalecer los vínculos familiares y comunitarios, tener una mayor convivencia pacífica en el proyecto residencial”

Es importante destacar que las familias participantes del programa Nuevo Colón en Familia provienen de albergues, inmuebles en mal estado y damnificados por fuego u otra condición y la casa Wilcox.

De esta forma, el programa tendrá un impacto significativo en la vida del colonense, promoviendo la integración humana y mejorando los aspectos sociales de las familias.