Comunicación

Noticias

Comprometidos con el medio ambiente y las buenas prácticas, la Escuela Manuel Amador Guerrero, realizó la segunda siembra de plantones, con el apoyo de Odebrecht y el proyecto Cinta Costera, el Ministerio de Educación (MEDUCA), la Unidad Preventiva Comunitaria (UPC) y el Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP).

Esta iniciativa, que impacta a más de 500 estudiantes, fomenta la conservación del medio ambiente y el bienestar alimenticio de los niños, niñas y jóvenes en edad escolar. Los huertos son una forma de producción orgánica para obtener alimentos más frescos, seguros y una mejor calidad de vida, ya que no utilizan químicos. Los estudiantes sembraron tomate, pepino, pimentón, habichuela, zapallo, camote y maíz, que muy pronto podrán disfrutar al cosecharlos.

Manuel Miranda, Integrante de Odebrecht destacó que: “con esta acción se contribuye a introducir de forma práctica los conceptos de conservación del medio ambiente y la promoción de un trabajo en equipo. Se busca que los niños se conviertan en agentes de cambio en sus comunidades y familias, llevando la siembra de huertos a sus hogares para que puedan contar con alimentos libres de químicos”.

Bolívar Gahona, Director de la Escuela Manuel Amador Guerrero aseguró que: “el trabajo en equipo que realizaron los estudiantes y profesores a la hora de sembrar los plantones, afianza la conciencia que debe tener la comunidad educativa sobre el cuidado del medio ambiente y la necesidad de tomar medidas que ayuden al mejoramiento del estado nutricional de la población del país”.

El estudiante Luis Duncan, participante del programa, expresó: “me encuentro muy emocionado, es   una satisfacción grande ver reflejado el trabajo nuestro. Hoy cosechamos la producción de alimentos, como: tomates, pepinos, ají, lechuga, hoja de mostaza, frijoles y hoja de tilo, que irán dirigidos al consumo nuestro y de manera responsable”.

Con este tipo de programas Sostenibles se da la integración de niños, niñas y jóvenes en las escuelas, se busca fortalecer la preservación del medioambiente, mejorar la calidad de vida de la comunidad estudiantil, a través de las nuevas oportunidades de desarrollo personal y profesional de sus residentes.