Comunicación

Noticias

La restauración de la Iglesia San Francisco de Asís ya es una realidad. Este importante monumento, ubicado en el Casco Antiguo, fue revitalizado mediante trabajos de obra civil a cargo de Odebrecht Ingeniería y Construcción Internacional.

Este plan de restauración llevado a cabo por el Comité Amigos Iglesias Casco Antiguo (CAICA), contó con el apoyo de cientos de personas y empresas privadas que apuestan por el patrimonio histórico.

La inversión de 3.1 millones de dólares, contempló la recuperación y reparación del techo, 6 altares, vitrales, pinturas exteriores e interiores, mejoras en el sistema eléctrico, sonido, seguridad, sistema pluvial y construcción de una nueva escalera de acceso al último nivel del campanario.

También se restauró el mural de mosaicos venecianos dedicado a la Virgen Purísima, que viste el retablo mayor de la iglesia, que estaba corroído por la humedad y la florescencia salina. 

Para la reapertura de la Iglesia se realizó una ceremonia de consagración en la que participo el presidente de la República, Juan Carlos Varela, en compañía de su Excelencia Reverendísima Monseñor Andrés Carrascosa Coso, Nuncio Apostólico de Su Santidad en Panamá; su Excelencia Reverendísima Monseñor José Domingo Ulloa, Arzobispo de Panamá; los obispos auxiliares y miembros del Clero, acompañados por gran número de fieles,

Durante la ceremonia de consagración de la Iglesia se celebró una Santa Eucaristía en horas de la mañana, integrándose el rito de la Iglesia Católica para consagrar este importante edificio de culto y restituir de esta forma, el valor sagrado de este monumento. 

“Estamos muy contentos que se ha recuperado el esplendor de la iglesia, luego de permanecer cerrada por casi 11 años a la comunidad. La iglesia San Francisco de Asís, erguida frente a la Plaza Simón Bolívar, es una de las más importantes de la ciudad desde el siglo XVII, muestra de nuestra historia panameña y que hoy festeja la renovación con la reapertura oficial al público, y la ceremonia de Consagración y dedicación”, manifestó su Excelencia Reverendísima Monseñor José Domingo Ulloa, Arzobispo de Panamá.

De esta forma, la Iglesia San Francisco de Asís estuvo abierta al público durante la Semana Santa, y fue un importante icono para la celebración, fungiendo así, como sede co-catedralicia para los feligreses, ante el cierre de la Catedral.