Comunicación

Noticias

Dando seguimiento a los programas sociales y medioambientales de la Escuela Manuel Amador Guerrero de El Chorrillo, con el apoyo de Odebrecht y el proyecto Cinta Costera, el Ministerio de Educación (MEDUCA), la Unidad Preventiva Comunitaria (UPC) y el Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP), realizó la segunda cosecha de su huerto escolar. 

Previo a esta nueva cosecha del maíz, se realizó una capacitación a un grupo de madres de familia del plantel educativo en manejo de alimentos y buenas prácticas alimentarias, se espera que en los próximos dos meses se complete la tercera fase del huerto con la cosecha de productos como: camote, tomate, zapallo, pimentón.

Los huertos escolares son una iniciativa que busca fomentar dentro de la escuela, las familias y la comunidad, conceptos de conservación del ambiente, la importancia del trabajo de campo y la promoción de una dieta balanceada.

A su vez, se enseña y apuesta por una producción orgánica sin productos químicos, que darán por resultado productos frescos y seguros.

Desde el mes de junio, los estudiantes han visto reflejado el fruto de su trabajo en equipo, luego de sembrar tomate, pepino, pimentón, habichuela, zapallo, camote y maíz; semanalmente con la cosecha de diversos productos se benefician directamente más de 500 estudiantes, quienes además tienen la oportunidad de llevar a sus hogares una bolsa con productos.

Con este tipo de programas sostenibles se da la integración de los niños y jóvenes en las escuelas, se busca fortalecer la preservación del medioambiente, mejorar la calidad de vida de la comunidad estudiantil, a través de las nuevas oportunidades de desarrollo personal y profesional de sus residentes.