Organización

Directrices de Sostenibilidad de Ingeniería y Construcción

Programas Sociales

Esta directriz tiene por objeto conceptuar y presentar principios y orientaciones para Programas Sociales del negocio Ingeniería y Construcción.

PRINCIPIOS

Los siguientes principios orientan la conducción de acciones sociales en el área de influencia de los emprendimientos/contratos del negocio I&C.

  • Todos los contratos, en línea con los objetivos del Cliente, se deben hacer de acuerdo a los principios de la Política de Sostenibilidad y por esta directriz, deben tener acciones sociales coherentes con sus tamaños, plazos y otros factores, como región, vocaciones y oportunidades.
  • El foco central debe ser Personas, Comunidades y Organizaciones de las regiones del entorno de los emprendimientos/contratos. Son esas personas, comunidades y organizaciones que, atendidas en sus necesidades, preparadas y motivadas por las oportunidades de generación de trabajo y renta, y consecuente mejoría de la calidad de vida, promoverán la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales.
  • Corresponde a los Empresarios Partícipes llevar este compromiso a la práctica en las dos etapas de la Tarea Empresarial, comprometiendo e incluyendo otros asociados.
  • Los procesos de consulta, negociación y participación asociados a los programas sociales, así como los acuerdos y resoluciones de ellos derivados, deben ser documentados de forma adecuada, incluyendo registro detallado de las organizaciones e individuos participantes.

Nuestros Clientes, órganos de licenciamiento y agentes financieros, especialmente los signatarios de los Principios del Ecuador –que son un conjunto de criterios sociales desarrollados y adoptados voluntariamente por instituciones financieras en operaciones de Financiamiento de Proyectos (Project Finance), con el objetivo de compatibilizar inversiones y operaciones financieras con la sostenibilidad socioambiental-, siguen creando demandas cada vez más fuertes para el desarrollo de programas sociales consistentes.

Por otra parte, la escala de actuación del negocio I&C, tanto en la variedad geográfica como en la diversidad de culturas y de modelos de negocio, requiere el cumplimiento de patrones internacionales de desempeño.

PREPARACIÓN

Potencial de resultados

El punto de partida es la reflexión sobre el potencial de resultados que el negocio puede realizar en toda su extensión y para todos los partícipes. El objeto específico de un contrato puede ser la construcción de un canal, pero, probablemente, el objetivo final del Cliente es irrigación para producción de alimentos o la mejoría de las condiciones de seguridad y salud de la población. Al identificar y enfocar hacia este objetivo final, podemos crear otro conjunto de oportunidades en la cadena de su realización. Los dos ejemplos llevan a otras oportunidades de negocio y contribuyen con la sostenibilidad de la inversión para el Cliente. Para eso, el camino es percibir QUÉ, CÓMO y A QUIÉN se destinan los resultados finales e identificar la convergencia de estos con los resultados deseados.

Marcos Legales

La obligación básica inicial en cualquier emprendimiento/contrato es conocer y considerar la legislación aplicable al negocio en sus diversos ámbitos.

Licencias

Conocer el alcance y el contenido de las licencias ambientales existentes hace parte de las tareas iniciales de los Empresarios Partícipes. Además de realizar las actividades de implementación de un proyecto, los requisitos de las licencias son también parte de las exigencias de las entidades financieras.

Programas Sociales

El dibujo de los programas sociales debe, a partir del conocimiento de las condiciones de las licencias y de la legislación, contemplar las dimensiones a continuación:

PROGRAMAS SOCIALES

Fundamentos

  • Generación de oportunidades dentro y fuera de los contratos. Los contratos son fuertes generadores de oportunidades de trabajo y demanda de insumos y servicios. La opción inicial debe ser privilegiar la capacitación e integración de personas de la región a puestos de trabajo generados por Odebrecht y sus proveedores. Adicionalmente, los programas sociales deben considerar esas demandas para generar iniciativas productivas con mayor potencial para mantenerse después del período de implementación.
  • Inserción productiva. Los programas sociales deben ser inductores de iniciativas productivas, generadoras de trabajo y renta, bajo una perspectiva de auto-sostenibilidad. Deben evitarse o limitarse las iniciativas que generen dependencia continuada y única de los contratos de Odebrecht.
  • Adopción de prácticas sostenibles. Estas prácticas se caracterizan por el respeto a la cultura y a las vocaciones regionales, a la generación de resultados tangibles e intangibles para los beneficiarios y el cuidado de los recursos naturales.
  • Fortalecimiento de la administración y ciudadanía. La participación de actores regionales, como gobierno, otras empresas, entidades de fomento y organizaciones sociales y ambientales, es necesaria para la viabilidad y longevidad de los programas y al fortalecimiento de la gestión local. Esta participación se da de distintas formas, de acuerdo con el tamaño y con las características de la situación.
  • Al promover una iniciativa de esta naturaleza, podemos crear consejos o comités, deliberativos o consultivos, para ampliar la participación de los diversos actores, sin perder de vista el enfoque en los encaminamientos a los objetivos finales y, al mismo tiempo, ampliando la capacidad de articulación a favor de la iniciativa. La existencia de una administración estructurada y de ciertas reglas operativas, sin burocracia, fortalece la comunicación con los actores envueltos.
  • Líderes con capacidad de emprendimiento. Para facilitar la creación de iniciativas productivas, es importante identificar líderes con perfil y vocación para emprender, así como considerar iniciativas existentes, para ganar tiempo en la movilización de nuevas iniciativas y en la estructura de la administración.
  • Construcción colectiva. Los programas sociales presuponen una construcción colectiva, y la velocidad de la implementación es aquella que el grupo involucrado es capaz de imprimir. Es necesario contemplar acciones generadoras de resultados a corto, mediano y largo plazo, de manera a mantener los actores incluidos realizados y motivados continuamente.
  • Foco en resultados. Los programas deben enfocarse en resultados específicos bien delimitados, evitándose el riesgo de ampliación indebida del alcance de actuación, en respuesta a múltiples carencias de la región en que se hiciese el emprendimiento.

Conocimiento de la Región

Es necesario conocer la realidad de la región para explotar las potencialidades del proyecto frente a los stakeholders, o partes interesadas. Una investigación socioeconómica/ambiental inicial es uno de los instrumentos para identificar y conocer características, vocaciones, carencias, impactos ambientales e informaciones del momento. En la fase inicial, se puede hacer un trabajo más expedito. Efectuada la conquista del contrato, es necesario ahondar y detallar cuestiones y temas específicos. Varios de esos estudios y levantamientos son, en general, requisitos de los Estudios de Impactos Ambientales.

Convergencia de Intereses

Las bases para la construcción de un programa socio-ambiental consistente surgirán a partir del diagnóstico de la región, de la sincronización con las necesidades y de las oportunidades generadas o demandadas por el Negocio y por el Cliente y de las posibilidades de Desarrollo Local Sostenible, adherentes al Negocio.

El término adherente significa que pueden existir oportunidades provocadas por la demanda propia del contrato o generadas por su presencia en la región.

Implementación

Los programas sociales tienen como foco las personas y como bases la conservación de los recursos naturales y protección del medio ambiente en general. Demandan, por su naturaleza, un planteamiento que trabaja, al mismo tiempo, tres aspectos: Movilización y Articulación de la Comunidad, Educación y Producción.

El Ambiente es la base que integra el medio físico, biótico y socio-económico-cultural.

  • Movilización y Articulación, en primer lugar, para salir del estado que se encuentra el grupo social sujeto de las acciones, y, en segundo, para construir en conjunto un escenario deseado y articularse para alcanzarlo. En estas acciones, se deben trabajar las cuestiones de ciudadanía, autoestima, cultura local y administración/gestión. Los liderazgos suelen identificarse y fortalecerse siempre en el sentido de buscar los resultados por alcanzar.
  • Educación es el factor de transformación que capacita las personas para alcanzar el nuevo escenario deseado. Teniendo a la vista el enfoque en la promoción y el fortalecimiento de iniciativas productivas, la educación referida es, principalmente, volcada hacia la calificación de la producción. Es decir casi una “asistencia técnica” con contenidos que contribuyan a la consolidación sostenible de la producción.
  • Producción es la esencia de cualquier programa que tiene como foco la creación de oportunidades de trabajo y renta. Por otra parte, ella no puede estar separada de los aspectos de educación y movilización.

Monitoreo, Evaluación y Comunicación

Identificar indicadores de resultados es tarea imprescindible en los programas sociales. Es importante adoptar indicadores mensurables de resultados finales, que no sean solamente indicadores de esfuerzo. Las horas de capacitación, por ejemplo, indican el esfuerzo empleado.

Por otra parte, el número de personas empleadas de la región, el porcentaje de empleados que alcanzó un nivel de calificación profesional, los negocios activados por la realización de su objeto, las hectáreas de áreas degradadas recuperadas, las oportunidades de trabajo y renta generadas, la recaudación de impuestos, entre otros, son indicadores de resultados.

No existe una receta definida sobre tales indicadores, que deben ser definidos en función de las características de los programas y circunstancias específicas, con cuidado para evitar indicadores que dependen o son fundamentalmente influenciados por condiciones y variables externas al Negocio y a los programas implementados. Los indicadores sociales a ser reportados serán anualmente dados a conocer por el equipo de Sostenibilidad del negocio Ingeniería y Construcción.

El retorno de inversiones en programas sociales será detallado en los resultados de los contratos. Los resultados de esos programas serán evaluados por la evolución de los indicadores seleccionados.

REASENTAMIENTO INVOLUNTARIO DE PERSONAS

Esta sección integra la Directriz de Programas Sociales del negocio Ingeniería y Construcción y establece las orientaciones para tratar el reasentamiento involuntario de personas directamente afectadas por los contratos/emprendimientos.

El reasentamiento involuntario ocurre cuando las personas son desplazadas de sus lugares de residencia o donde ejercen sus actividades económicas, por la implementación de proyectos, sin poder elegir permanecer en el lugar.

El reasentamiento involuntario debe considerar los grupos de personas desplazadas físicamente de sus lugares de residencia y de sus propiedades, con o sin derechos formales sobre el terreno, observándose en cada caso un impacto en la condición de la producción generada, aunque en forma limitada (desplazados económicos).

El reasentamiento involuntario puede ocurrir en la implementación de proyectos, con las líneas de transmisión, los sistemas de irrigación, los ferrocarriles, las carreteras, los grandes complejos industriales y de minería, los puertos, las infraestructuras urbanas y las represas. Odebrecht, como empresa de ingeniería y construcción, es generalmente contratada para construir tales proyectos por entidades públicas o privadas.

La responsabilidad de la planificación y la implementación de los programas de reasentamientos relacionados a los proyectos ejecutados por Odebrecht es, usualmente, de la entidad contratante. Las responsabilidades de Odebrecht son definidas en términos de los contratos firmados, inclusive aquellos constantes en los requisitos de las licencias.

En caso de que los desplazados sean indígenas, además de estas orientaciones, también deben observarse las que hablan específicamente sobre las Poblaciones Indígenas.

Principios

Los siguientes principios deben ser seguidos para tratar las necesidades de los potenciales reasentados involuntariamente en las áreas de influencia de los negocios en que Odebrecht esté envuelta:

  • Los reasentamientos deben ser evitados o minimizados cuanto sea posible, evaluándose las alternativas viables, inclusive con alteración de trazado, utilización de diferentes técnicas, etc.
  • La planificación del proyecto debe tratar estas situaciones desde la fase de estudios y propuestas.
  • La negociación con los posibles desplazados es un principio fundamental.
  • En los casos en que la responsabilidad por el reasentamiento sea de Odebrecht, su ejecución deberá ser precedida por la elaboración de una Propuesta para Reasentamiento, cuyo objetivo deberá ser compatible con lo practicado por las instituciones multilaterales. Se debe dar una atención especial a los miembros más vulnerables de los grupos afectados.
  • La participación de la comunidad en la planificación y en la implementación del reasentamiento debe incluir las instituciones culturales y sociales existentes entre los reasentados. Un sistema de comunicación debe perdurar durante todo el proyecto.
  • Los reasentados y las comunidades anfitrionas (host communities), cuando fuere el caso, deben ser preparados, de modo que se facilite la integración económica y la socialización de los nuevos moradores entre sí y con las comunidades existentes, minimizando así los impactos.

Orientaciones

Los equipos de Odebrecht deberán establecer, en cada contrato y cuando necesario, con apoyo del Responsable Corporativo de Sostenibilidad, lo siguiente:

  • Identificar, durante la preparación de la Propuesta, y más específicamente en la elaboración del PI–Sostenibilidad del emprendimiento/contrato, situaciones en que el reasentamiento involuntario será inevitable.
  • Identificar las partes legalmente responsables por implementar el reasentamiento – la parte contratante, las agencias de gobierno u Odebrecht.
  • Asegurar que las actividades bajo responsabilidad de Odebrecht atiendan los principios de estas orientaciones, con especial atención a los distintos niveles de riesgo/vulnerabilidad de los reasentados.
  • Identificar, cuanto sea posible, las situaciones en que las limitaciones de los términos de cada contrato pueden presentar desviaciones significativas de los Principios de esta Orientación.
  • En caso de desviaciones significativas de los Principios de esta Orientación, informar y presentar al Director Superintendente responsable, una evaluación con las siguientes opciones para deliberación:
  • proseguir con el contrato cuando las condiciones justifiquen las desviaciones y cuando estas no comprometan el alcance de resultados aceptables para el reasentamiento;
  • proseguir con el contrato cuando la parte contratante aplique acciones correctivas, luego de ser informada y motivada a hacer cambios en el proceso de reasentamiento involuntario o en el proyecto mismo;
  • revaluar la participación o retirarse del contrato en los casos en que las desviaciones de los Principios de esta Orientación e incumplimiento de los requisitos legales, impidan alcanzar resultados aceptables para el reasentamiento.

POBLACIONES INDÍGENAS

Esta sección de la Directriz de Programas Sociales establece orientaciones para tratar el asunto de Poblaciones Indígenas viviendo en áreas directamente influenciadas por los proyectos de Odebrecht.

El término “Poblaciones Indígenas” es utilizado en esta directriz en sentido más amplio y describe grupos sociales con identidades culturales y sociales distintas de la sociedad dominante. Incluye también grupos usualmente referidos como “minorías étnicas indígenas”, “grupos tribales”, “comunidades tradicionales”, entre otros.

Las siguientes características, en diversos niveles, son elementos para auxiliar la identificación de poblaciones indígenas en sus áreas geográficas:

  • Relación estrecha con territorios ancestrales y recursos naturales en estas áreas.
  • Auto-identificación e identificación de terceros, como miembros de un grupo natural distinto.
  • Lengua indígena, generalmente diferente de la lengua nacional.
  • Presencia de instituciones políticas y sociales con base en las costumbres.
  • Producción principalmente enfocada a la subsistencia.

Los Pueblos Indígenas pueden estar presentes en áreas de influencia de los proyectos contratados de Odebrecht..

El objetivo de los estudios sociales debe obligatoriamente incluir el asunto relativo al trato con Poblaciones Indígenas.

Las responsabilidades de Odebrecht son definidas en los términos de los contratos establecidos con la institución contratante y por las condicionantes de las licencias.

En caso de haber reasentamiento involuntario de indígenas, deben observarse, también las Orientaciones sobre Reasentamiento Involuntario.

Principios

Los siguientes principios deben seguirse para tratar la interacción con las Poblaciones Indígenas en las áreas de influencia de los proyectos en que Odebrecht está incluida.

  • Los proyectos deben evitar afectar adversamente Poblaciones Indígenas, sus condiciones y sus modos de vida, su territorio (legal o tradicional) o su patrimonio cultural (véase Orientaciones de Protección de Propiedades Culturales).
  • Los proyectos que acarrean impactos adversos sobre Poblaciones Indígenas, sus condiciones y sus modos de vida, deberán establecer su conducta de acuerdo a los marcos legales de cada región/país, así como de los requisitos y condiciones de los estudios sociales y de las autorizaciones y licencias concedidas.
  • La negociación con las Poblaciones Indígenas debe ocurrir siempre que ellas estuvieren bajo la influencia directa de un proyecto, garantizando su participación y la observación de las orientaciones y definiciones de las entidades con responsabilidad legal sobre la gestión de las cuestiones indígenas.
  • La participación de la comunidad debe incluir los líderes y representantes de cada comunidad o etnia, que sean representativos de la cantidad de interesados y de la diversidad de los grupos involucrados, respetándose las costumbres y las tradiciones culturales. Debe considerarse, cuanto sea posible, una comunicación clara y objetiva en el idioma preferido por las comunidades indígenas.
  • Los proyectos en regiones con presencia de Poblaciones Indígenas que viven aisladas voluntariamente, deben considerar las medidas apropiadas relacionadas a la decisión de tales grupos de permanecer en esa condición de aislamiento.

Orientaciones

Para proyectos con potencial de impactos adversos sobre Poblaciones Indígenas, los equipos de Odebrecht deberán considerar, en cada caso, y, cuando necesario, con apoyo del Responsable Corporativo de la Sostenibilidad, lo siguiente:

  • Identificar potenciales impactos negativos sobre Poblaciones Indígenas durante la fase de propuesta (si es posible) y prever su tratamiento en la preparación del PI – Sostenibilidad del emprendimiento/contrato.
  • Identificar las responsabilidades en la preparación de los planes y de las actividades relacionadas a las Poblaciones Indígenas, y evaluar el papel de Odebrecht en tales planes y actividades.
  • Incentivar, orientar y contribuir en la preparación de un plan de acción que sea consistente con los Principios de esta Orientación.
  • Dentro de los límites y de las condiciones del contrato, evaluar los planes y las actividades del proyecto que afecten Poblaciones Indígenas.
  • Preparar un informe de evaluación para el Director Superintendente responsable, analizando el impacto potencial generado debido a la implementación del proyecto, y si el contenido de los planes y de las actividades previstas para tratarlos es compatible con los Principios de esta Orientación.

PROTECCIÓN DE PROPIEDADES CULTURALES

Esta sección de la Directriz de Programas Sociales establece orientaciones para proteger las propiedades culturales en áreas de influencia directa de los proyectos que serán ejecutados por Odebrecht.

En el contexto de esta directriz, el término “propiedad cultural” significa lugares donde hay bienes del patrimonio arqueológico, paleontológico, histórico, religioso o relevante del patrimonio natural.

El propietario del proyecto propuesto es responsable de solicitar las licencias y autorizaciones de los órganos competentes, siendo, en la mayoría de los casos, legalmente responsable por la protección de las propiedades culturales afectadas por la implementación del mismo.

La responsabilidad de Odebrecht con la preservación de las propiedades culturales es, generalmente, secundaria y circunscrita a los límites establecidos por el contrato firmado con el propietario.

Principios

Los siguientes principios deben seguirse para tratar las cuestiones relacionadas a las propiedades culturales en las áreas de influencia de los proyectos en que Odebrecht está involucrada:

  • El principio básico establece que las propiedades culturales deben ser preservadas, evitándose daños a su integridad.
  • La comunicación con las comunidades presentes en las áreas donde hay propiedades culturales, alineada a las medidas determinadas por el órgano responsable, fortalece las acciones para la protección de las propiedades culturales.
  • La participación informada de las comunidades locales debe hacerse en articulación con el órgano público responsable. La participación de la comunidad debe incluir a sus líderes y representantes.
  • Entre las estrategias de preservación de propiedades culturales, se debe considerar las oportunidades productivas con la preservación, reinvirtiendo los beneficios obtenidos en la generación de trabajo y renta en la mejora de la calidad de vida en la región.

Orientaciones

El equipo de Odebrecht deberá considerar, en cada contrato y, cuando necesario, con apoyo del Responsable Corporativo de Sostenibilidad, lo siguiente:

  • Evaluar los riesgos de daños irreversibles que puedan ser causados a las propiedades culturales identificadas durante la implementación del emprendimiento;
  • Evaluar las medidas presentadas por la autoridad legal para la protección de las propiedades culturales;
  • Preparar un plan para proteger a las propiedades culturales, cuando estas estuvieren bajo la responsabilidad de Odebrecht.
  • Proseguir con el proyecto, cuando las medidas establecidas por la autoridad legal para proteger las propiedades culturales sean eficaces y cuando el riesgo de daños a tales propiedades sea mínimo en comparación con los beneficios del proyecto;
  • Definir las condiciones para seguir con el proyecto, cuando la autoridad legal establezca que los riesgos de daños son significativos y relevantes;
  • Continuar con los proyectos que afectan propiedades culturales, solamente cuando se aplique un plan de protección aprobado;
  • Recomendar la interrupción del proyecto, cuando la autoridad legal establezca que los riesgos de daños son elevados y cuando el plan de protección o de rescate no es seguido, es insuficiente o inexistente;
  • Preparar, para los casos en que sea elevado el riesgo de daños a propiedades culturales, un informe al Director Superintendente responsable de tales riesgos y obtener su deliberación.
  • Apoyar al contratante a llevar a cabo una evaluación adecuada del riesgo y preparar un plan de protección de las propiedades culturales, según los requisitos determinados por las autoridades legales nacionales;
  • Abstenerse de participar de proyectos no aprobados por las autoridades legales por razones del elevado potencial de daños a propiedades culturales.