Odebrecht en Panamá

Proyectos Ejecutados

Autopista Panamá-Colón

La Autopista Panamá-Colón tuvo su génesis en 2007, cuando Odebrecht Ingeniería y Construcción Internacional inició el proyecto que comprendía su construcción en dos fases de 45,5 kilómetros de carretera.

Con una inversión de 283.7 millones, Odebrecht Panamá construyó los 45,5 kilómetros que comprenden la Autopista Panamá Colón, importante obra que lleva el nombre de Don Alberto Motta Cardoze, el visionario que compartió el sueño de muchos colonenses de contar con una vía rápida que permitiera fortalecer el eje comercial entre Panamá y Colón (e impulsará el desarrollo de la Zona Libre y la provincia atlántica), en dos fases.

En la primera fase —que empezó en 2007 y fue entregada en 2009— se construyó desde el tramo de Madden hasta Quebrada López y, para su ejecución, se requirió el esfuerzo de cientos de trabajadores que tuvieron que enfrentar diversos desafíos por la accidentada  topografía de la región y la gran cantidad de ríos en la región. Además, la obra se constituye en cuatro carriles, con superficie de rodadura de hormigón y drenaje central.

La segunda fase de la obra, desde Quebrada López hasta la capital de la provincia de Colón, se inició en 2010 y concluyó en 2014. Dicha fase conforma 12,5 kilómetros desde Quebrada López hasta los Cuatro Altos.

La misma cuenta con dos importantes intercambiadores: uno ubicado en Nueva Italia; que permite el acceso de las comunidades del corregimiento de Sabanitas a la autopista, y otro ubicado en los Cuatro Altos, que conduce el flujo vehicular de esa área de forma eficaz y perfectamente ordenada.

La obra también incluyó la recuperación de 5,2 kilómetros de la carretera Boyd Roosevelt (Vía Transístmica) y la ampliación de esta vía desde Quebrada López hasta Cativá (1,2 kilómetros), que funciona en paralelo a la Autopista Panamá-Colón.

Para los colonenses que trabajaron en este exitoso proyecto, la obra también representó la adquisición de nuevos conocimientos debido a las innovadoras tecnologías que se utilizaron durante su construcción. Esta es la primera carretera construida en Panamá con estructuras de pavimento multicapas con polímero, una tecnología constructiva que utiliza una mezcla de asfalto con polímero que mejora de forma importante las características del asfaltado tradicional, ya que aumenta la resistencia, disminuye los ahuellamientos (marcas de neumáticos en la superficie), grietas y desnudamiento (desgaste del material).

Por la autopista transita un gran número de vehículos cada mes, muchos son camiones pesados y ligeros, camionetas de carga y autobuses de pasajeros.

La Autopista Panamá-Colón es una alternativa para los miles de usuarios que durante años han transitado los 80 kilómetros de la Vía Transístmica, la única conexión de las dos principales economías de Panamá en ese entonces. Hoy, con esta nueva vía, pueden llegar a Colón o a la capital en 40 minutos.

Además, la obra optimiza el mayor valor estratégico del país: su posición geográfica. Considerado el Canal Seco, complementa al Canal de Panamá y el ferrocarril, al tiempo que favorece las actividades de un centro logístico que viene desarrollándose en el país al conectar puertos, aeropuertos y la Zona Libre.

Es la primera carretera construida en Panamá con estructuras de pavimento multicapas con polímero, una tecnología de construcción que utiliza una mezcla de asfalto con polímero lo que mejora las características del asfaltado tradicional, ya que aumenta la resistencia, disminuye las hendiduras que causa el rodamiento de neumáticos en la superficie, grietas y desgaste del material.

Con la finalización de los dos tramos, se satisface la aspiración de los colonenses que por muchos años esperaron la construcción de esta vía. Ahora con “el arco seco” como también se le conoce, los usuarios pueden desplazarse- en ambos sentidos- entre Colón y la ciudad capital, en solo 40 minutos.

  • Autopista Panamá-Colón
  • Autopista Panamá-Colón
  • Autopista Panamá-Colón
  • Autopista Panamá-Colón
  • Autopista Panamá-Colón