Odebrecht en Panamá

Proyectos Ejecutados

Tercera Línea de Transmisión Eléctrica de Panamá

El proyecto Tercera Línea de Transmisión Eléctrica de Panamá tiene como objetivo aumentar la capacidad de transmisión de energía y la confiabilidad en el sistema, para el beneficio de más de un millón de ciudadanos.

De esta manera, se logrará mejorar la calidad de los servicios actuales y contribuir con el desarrollo del país, en momentos en que experimenta uno de los crecimientos económicos más pujantes de la región.

El proyecto, impulsado por el Gobierno Nacional a través de la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (ETESA), fue adjudicado a Odebrecht Ingeniería y Construcción Internacional en 2013 para el desarrollo y ejecución del diseño, suministro, construcción y financiamiento de la Tercera Línea de Transmisión Eléctrica de Panamá.

La tercera línea de doble circuito tiene una extensión de 301 km desde Veladero, en Chiriquí, hasta Condado del Rey, en la ciudad capital, con una capacidad para transportar 800 MW. La misma se construye, paralelamente, al norte de las líneas 1 y 2, ya en operación.

Serán 857 torres, con una distancia aproximada de entre 300 y 400 metros entre las estructuras.  La altura promedio es de 30 a 48 metros y en casos especiales, como el del cruce del Canal de Panamá, podrán tener de entre 120 a 140 metros de altura.

Cabe destacar, que previo al inicio de la obra se llevaron a cabo diversos estudios para definir el mejor trazado de la ruta, considerando las características del suelo y cuidando los aspectos ambientales y sociales. Las torres están diseñadas para soportar el viento y las cargas sísmicas en nuestro país. El sistema de construcción permite adaptarse a diversas situaciones geotécnicas y superficies topográficas, además sus diseños siguen normas nacionales e internacionales, así como las especificaciones técnicas de ETESA.

Los trabajos también conllevan la adecuación de 4 subestaciones existentes: Veladero (Chiriquí), Llano Sánchez (Coclé), La Chorrera (Panamá Oeste) y Panamá (Capital), que permitirán monitorear y operar las tres redes desde el Centro Nacional de Despacho (CND) a través de cables de fibra óptica.

El desarrollo del proyecto ha generado 2,000 empleos, directos e indirectos, en las provincias por donde transcurre la obra. Este personal recibe capacitación mediante programas de Salud, Seguridad y Ambiente, orientados al fortalecimiento y crecimiento de los Integrantes en la Organización.